Abogados especialistas en Tutela y Curatela

En Hernández Costa ofrecemos respaldo integral y aseguramos el bienestar de tus seres queridos durante el proceso de tutela y curatela. Desde la evaluación hasta la representación legal, facilitamos el acceso a medidas necesarias.

Tu tranquilidad y la seguridad de los tuyos es nuestra prioridad

Nuestros servicios de Tutela y Curatela:

  • Tutela legal de personas con discapacidad.
  • Curatela de adultos con capacidad limitada.
  • Nombramiento de curador para menores de edad.
  • Gestión de documentación legal.
  • Resolución de conflictos.
  • Defensa legal en casos de tutela y curatela.
  • Nombramiento de defensor judicial.
  • Derechos de visita y relaciones parentales en contextos de
    tutela.
  • Implementación de órdenes judiciales para garantizar la
    tutela y curatela

Solicita información




    He leído y acepto la política de privacidad

    ¿Qué es la tutela?

    La tutela es una figura legal destinada a los menores de edad que no estén protegidos a través de la patria potestad o para los menores no emancipados en situación de desamparo. Las funciones tutelares constituyen un deber, se ejercen siempre en beneficio del tutelado y están bajo la salvaguarda de la autoridad judicial.

    El tutor será aquella persona que la autoridad judicial considere adecuada para realizar estas funciones. También puede serlo una entidad pública, en cuyo caso las medidas de tutela solo puede ser acordadas por la autoridad judicial de oficio o a instancia de dicha entidad, del Ministerio Fiscal o del propio menor.

    ¿Qué es la curatela?

    La curatela es una figura legal que se adopta por la autoridad judicial como provisión de apoyos a la persona con discapacidad que lo precise. Se define porque esta provisión de apoyos tiene como base el respeto de su autonomía en el ejercicio de su capacidad jurídica y la atención en todo caso a su voluntad, deseos y preferencias.

    La autoridad judicial constituye la curatela mediante resolución motivada cuando no existe otra medida de apoyo suficiente para la persona con discapacidad y determina los actos para los que la persona requiere asistencia del curador en el ejercicio de su capacidad jurídica atendiendo a sus concretas necesidades de apoyo

    ¿Cómo solicitar la tutela o curatela?

    Solicitar la tutela o curatela es un proceso legal que implica varios pasos. A continuación, se describen los pasos generales a seguir:

    1.Consulta legal: Busca asesoramiento legal para entender los requisitos específicos y las leyes aplicables en tu territorio.

    2. Documentación: Prepara la documentación necesaria, que puede incluir informes médicos, psico-sociales y otros documentos relevantes.

    3. Petición al tribunal: Presenta una petición formal ante el tribunal competente. Esta petición debe incluir información detallada sobre la situación y la necesidad de tutela o curatela.

    4. Audiencia judicial: Asiste a la audiencia judicial programada. Durante esta audiencia, se revisarán los detalles de la petición y se tomará una decisión sobre la tutela o curatela.

    5. Supervisión continua: Todas las medidas de apoyo adoptadas judicialmente serán revisadas periódicamente en un plazo máximo de tres años o, en casos excepcionales, de hasta seis. En todo caso, pueden ser revisadas ante cualquier cambio en la situación de la persona que pueda requerir su modificación.

    ¿Necesitas ayuda para tu caso?

    ¿Qué es el defensor judicial?

    Esta figura legal está especialmente prevista para situaciones en las que exista un conflicto de intereses entre la figura de apoyo y la persona bajo tutela o curatela, o aquellas en que exista imposibilidad coyuntural de que la figura de apoyo habitual lo ejerza.

    La autoridad judicial es quien acuerda el nombramiento de un defensor judicial para aquellos asuntos que por su naturaleza lo exijan, bien sea para menores o para personas con discapacidad.

    Abogados especialistas en la tutela de menores

    Nuestros abogados especializados en asuntos de tutela de menores, brindarán asesoramiento y representación experta. Nos comprometemos a salvaguardar los derechos e intereses de los menores, asegurando un proceso legal transparente y centrado en su bienestar. Con experiencia en evaluaciones, presentación de casos y procedimientos judiciales, estamos aquí para proporcionar la orientación legal que necesitas en asuntos de tutela de menores.

    ¿A quién se le concede la tutela del menor?

    Cuando existan disposiciones de los progenitores hechas en testamento o documento público notarial, se aplicarán unas y otras conjuntamente, en cuanto fueran compatibles. De no serlo, la autoridad judicial adoptará una decisión motivada en base a lo que considere más conveniente para el interés superior del menor.

    La autoridad judicial constituye la tutela mediante un expediente de jurisdicción voluntaria y se ejerce bajo la vigilancia del Ministerio Fiscal, que actúa de oficio o a instancia de la persona menor de edad o de cualquier interesado. En cualquier momento puede exigir del tutor que le informe sobre la situación del menor y del estado de la administración de la tutela.

    ¿Qué obligaciones y derechos tiene el tutor?

    Los tutores deben ejercer su cargo en interés del menor, de acuerdo con su personalidad y con respeto a sus derechos. Además, cuando lo considere necesario para el ejercicio de la tutela puede recabar el auxilio de la autoridad judicial. El tutor está obligado a velar por el tutelado y, en particular:

    • A velar por él y a procurarle alimentos.
    • A educar al menor y procurarle una formación integral.
    • A promover su mejor inserción en la sociedad.
    • A administrar el patrimonio del menor con la diligencia debida.
    • A informar a la autoridad judicial anualmente sobre la situación del menor y a rendirle cuenta anual de su administración.
    • A oír al menor antes de adoptar decisiones que le afecten.

    Estas medidas están diseñadas para asegurar un entorno estable y seguro para el menor, con el objetivo de promover su desarrollo y garantizar sus derechos y necesidades.

    El tutor tiene derecho a una retribución, siempre que el patrimonio del menor lo permita, así como al reembolso de los gastos justificados, cantidades que son satisfechas con cargo a dicho
    patrimonio.

    ¿Por qué elegir a Hernández Costa?

    +20

    años de experiencia

    Servicios

    Divorcios
    y separaciones

    Régimen
    patrimonial
    y fiscal

    Modificación
    de medidas

    Derecho
    Penal
    y Familia

    Filiación
    y adopciones

    Herencias, sucesiones y testamentos

    Curatela y
    guarda de hecho

    Asesoramiento profesional en tu caso de tutela o curatela

    Contamos con una más de 20 años de experiencia asesorando a familias en casos complejos sobre tutela y curatela.

    Estamos especializados en casos complejos y garantizamos una representación legal adaptada a cada caso. Analizamos de forma exhaustiva cada asunto y brindamos una atención
    personalizada para alcanzar los objetivos.

    Déjanos ayudarte.

    Cuéntanos tu caso

    Preguntas frecuentes sobre tutela y curatela

    Diferencias entre Divorcios y Separaciones

    La principal diferencia entre un divorcio y una separación es que en el divorcio el matrimonio se disuelve legalmente, mientras que en la separación, el matrimonio se produce la suspensión de la vida común de los casados y cesa la posibilidad de vincular bienes del otro cónyuge.

    Diferencia entre tutela y curatela

    La tutela es una figura legal destinada a los menores de edad que no estén protegidos a través de la patria potestad o para los menores no emancipados en situación de desamparo, mientras que la curatela es la principal medida de apoyo de origen judicial para las personas con discapacidad.

    ¿Qué tipos de curatela existen?

    La finalidad de la curatela es la asistencia, apoyo y ayuda en el ejercicio de la capacidad jurídica. Como principio de actuación, y con el objetivo de excluir en lo posible las actuaciones de naturaleza representativa, la curatela es, primordialmente, de naturaleza asistencial. No obstante, en los casos en los que sea preciso, y solo de manera excepcional, podrá atribuirse al curador funciones representativas.

    ¿Dónde se solicita la tutela o curatela?

    La solicitud de tutela o curatela se lleva a cabo ante la autoridad judicial correspondiente. Es un proceso legal que implica presentar la documentación necesaria y seguir los procedimientos establecidos por la legislación.

    ¿Quién elige al tutor o curador?

    La elección del tutor o curador corresponde a la autoridad judicial que designará a la persona o entidad más adecuada para ejercer este papel. Podrán ser tutores todas las personas físicas que cumplan las condiciones de aptitud suficientes para el adecuado desempeño de su función, Por su parte, podrán ser curadores las personas mayores de edad que, a juicio de la autoridad judicial, sean aptas para el adecuado desempeño de su función. Asimismo, podrán ser curadores las fundaciones y demás personas jurídicas sin ánimo de lucro, públicas o privadas, entre cuyos fines figure la promoción de la autonomía y asistencia a las personas con discapacidad

    ¿Quién no puede ostentar la tutela de otro?

    No pueden ser tutores:

    • Los que por resolución judicial estuvieran privados o suspendidos en el ejercicio de la patria potestad de los derechos de guarda y protección.
    • Los que hubieran sido legalmente removidos de una tutela, curatela o guarda anterior.
    • Quien haya sido excluido por los progenitores del tutelado.
    • Quien haya sido condenado en sentencia firme por cualquier delito que haga suponer fundadamente que no desempeñará bien la tutela.
    • El administrador que hubiese sido sustituido durante la tramitación del procedimiento concursal o a quien le sea imputable la declaración como culpable de un concurso, salvo que la tutela lo sea solo de la persona.
    • A quien tenga conflicto de intereses con la persona sujeta a tutela.

    ¿La tutela se puede ejercer por más de un tutor?

    La tutela se ejercer siempre por un solo tutor, salvo en determinados supuestos y estos son:

    • Cuando, por concurrir circunstancias especiales en la persona del tutelado o en su
      patrimonio, convenga separar como cargos distintos el de tutor de la persona y el de los bienes, cada uno de los cuales actuará independientemente en el ámbito de su competencia, si bien las decisiones que conciernan a ambos deberán tomarlas conjuntamente.
    • Si se designa a alguna persona tutor de los hijos de su hermano y se considera conveniente que ejerza también la tutela el cónyuge del tutor o la persona que se halle en análoga relación de afectividad.
    • Cuando los progenitores del tutelado hayan designado en testamento o documento público notarial más de un tutor para que ejerzan la tutela conjuntamente